sábado, diciembre 3, 2022
InicioOpinionesLa junta del infierno

La junta del infierno

José Castellanos

NEW YORK.- De ridículo podemos calificar el acuerdo entre el Procurador General de la República Jean Alain Rodríguez y el Presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños Guzmán, para asumir el compromiso de enfrentar y fiscalizar a los que incurran en delitos electorales, en los próximos comicios de marzo y mayo.

Sabemos desde hace años de la compra de votos y cédulas de identidad. La forma en que el Procurador General quiere atacar los delitos electorales es mediante la Procuraduría Especializada en Delitos Electorales, el cual es un órgano de cooperación, asesoría y asistencia a las fiscalías titulares. Recordemos que estas fiscalías que refiere el Procurador Jean Alain Rodríguez, hace poco tiempo fueron designadas por él, mediante un concurso “doloso”, donde resultaron seleccionados un gran número de aspirantes a fiscales del país.

Guardo perfectamente en mí memoria, la trampa del Procurador que exigió a los aspirantes un certificado de estudios (que no puedo precisar) a solo tres días de concluir la selección de dichos fiscales, completando este requisito solo los peledeístas que se le hizo saber que hicieran el curso, que se iba a pedir a última hora, para así filtrar de forma engañosa a los aspirantes.

Fiscales por todo el país fueron designados de esta forma repugnante y estos son los fiscales titulares que el Procurador, que no procura nada, Jean Alain Rodríguez, dice que unido a la Junta Central Electoral, van a combatir los delitos electorales.

De verdad que lo anterior me produce náuseas.

El Procurador Jean Alain Rodríguez no parece reconocer el grave problema de la reciente suspensión de las elecciones municipales del pasado mes Febrero, pues éste pretende repetir su hazaña designando a catorce nuevos fiscales de filiación peledeísta, para lo cual ya hizo renunciar a igual número de fiscales, negando esta sospechosa renuncia de tantos fiscales al mismo tiempo. El objetivo del Procurador es seguir garantizando la impunidad en el nuevo gobierno.

Nadie en la dirigencia peledeísta parece con ánimo de hacer las cosas de forma correcta. Por razones de simple lógica, no confiamos en la actual JCE, para lo cual exigimos una efectiva vigilancia.

Los peleístas todavía no comprenden que la represión y el engaño no venden, y que cada paso dado en este sentido lo hundirá cada vez más.

El obispo de la Diócesis de Baní, Monseñor Victor Masalles, espera por los resultados, que castiguen los delitos electorales que se han producido ante los ojos de todo el mundo y que cuando haya una procuraduría para eso, quiere ver rodar la primera cabeza.

Monseñor Masalles, ahí está la Procuraduría Especializada en Delitos Electorales, la cual es un órgano de cooperación y asistencia a las fiscalías titulares peledeístas. Le soy sincero, de tonto a mí no me queda nada y con todo el respeto que merece su investidura, puedo asegurarle que antes que ruede la primera cabeza peledeísta por uno de estos delitos, más fácil llega usted a convertirse en Papa o Sumo Pontífice.

Si de verdad se quisiera poner fin a estos fraudes, consumados por grupos que tienen el poder económico producto del peculado, saben quiénes son y dónde están y aplicarle la ley es muy sencillo, adelante….

El presidente de la JCE Julio César Castaños Guzmán, dice hacer hincapié en la descentralización natural del organismo (así le llama él) al argumentar que se le sale de su potestad controlar lo que sucede en las 158 juntas electorales que dependen de la principal y que por ello el trabajo de prevención y fiscalización de los delitos, se hará en conjunto con la Procuraduría General de la República.

Magistrado César Castaños, imagino usted soltando esa papa caliente de las 158 Juntas, ocupadas masivamente por empleados peledeístas y fiscalizadas por una Contraloría General al servicio del Presidente Danilo Medina.

Amigos lectores para ser más claro, me expresaré sin ambages: los empleados de las Juntas, en su mayoría gobiernistas recibirán control de prevención y fiscalización contra delitos electorales, por los fiscales peledeístas del Procurador General. Esto me parece un chiste muy similar a los libretos de los comediantes Raymond Pozo y Miguel Céspedes.

Siento a una Junta Central Electoral lavándose las manos al estilo Poncio Pilatos, haciéndose los tontos, como en los casos que analizamos anteriormente, cubriéndose con el engaño, la simulación, y la mentira y acordando una juntiña con el Procurador Peledeísta, emulando al mismo diablo.

Por José Castellanos

Deja un comentario

Redacción
Redacciónhttp://labazucacom.wordpress.com
Labazuca.com, tiene el compromiso de informar de manera eficaz, y con la verdad, es por lo que nuestro contenido es revisado y consultado antes de hacerse una publicación.
Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: