martes, septiembre 27, 2022
InicioOpinionesCohabitar con el coronavirus. No tengo miedo

Cohabitar con el coronavirus. No tengo miedo

FLORIDA.- Ahora que la economía ha empezado a desacelerarse, es innegable preguntarse por el estado de su motor.

El motor sigue funcionando, pero se está poniendo de manifiesto que pierde potencia como consecuencia, del virus, transitando con una campaña sucia de política electoral y una exageración de miedo al cambio.

Solución es quitarnos el miedo. Debemos cohabitar con el coronavirus, aunque la pandemia llegue a controlarse, siempre tomaremos distancia y categoría, la nueva forma del turismo dominicano para poder volver a normalidad con ayuda de la Virgen.

Recuerden situación q enfrentamos por más de 12 años después de aquella recesión económica del 2008, cayeron bancos gigantes, el desplome de las corporaciones dot com y para mi mamá en 1930 sobreviviente de la gran depresión, todo es por un tiempo, no le demos tanta salsa a la violenta irrupción del Coronavirus en las esferas económicas y bursátiles, yo saldré me enfrento al miedo.

Miren, a pesar de ser la medida estrella del ejecutivo, el inyectar dinero, se queda raquítica e inexplicablemente escasa para la magnitud del problema al que nos enfrentamos, máxime en una potencia turística como es RD, y con la casuística de una crisis que va a afectar con insoportable intensidad precisamente al sector de viajes y turismo (entre otros no menos importantes).

Las medidas reveladas por el gobierno son paliativos de paños tibios. Y es que el Estado tan sólo está proponiendo medidas para anticipar o aplazar pagos, en lo que en la práctica va a acabar suponiendo aplazar unos meses la consiguiente sangría financiera para las empresas: si experimentamos finalmente una crisis con toda su intensidad, de poco servirá que durante unos meses las empresas estén exentas temporalmente de sus pagos, si a la vuelta de la esquina, y con un panorama económico que no se anticipa nada halagüeño tampoco en el futuro, van a tener que pagar lo que corresponda a ese año en curso, más encima lo aplazado del actual.

Leer esta Noticia
El 2021 llegó infectado y traumatizado

Quien asuma en agosto del 2020, tiene un reto grande, debe unificar país, sugerir apretar correa, solo gastar lo necesario y pedir sacrificio a pueblo que ha visto como otros gobiernos dilapidaron y daban de todo a sus amigos. Ahora cambio, es austeridad forzada y eso da miedo.

Nada será igual y el cuatrienio de poco consumo, pocos impuestos, poco de todo, motivará a el Mesías del vuelve y vuelve, a proyectarse como la salvación porque dice nos sacó de tranque de Hipólito e hizo crecer economía, ojo, eso es lo que viene.

Si no se toman las medidas correctas, la crisis muy probablemente pueda cronificarse la economía y volverse una crisis plurianual, con una gravedad aún por ver, pero que venga instalada en todo un nuevo ciclo bajista o muy bajista para la economía en su conjunto.

Y si el problema es de financiación, que las cuentas públicas también han de ser sostenibles, ya saben que un servidor no es para nada amigo de tirar dinero público a espuertas en financiaciones improductivas y con regueros que nos desangren a base de déficits o deuda. Pero el hecho incontestable es que R.D. se encuentra en una situación de emergencia nacional, con una situación de excepción económica y sanitaria por un factor exógeno sobrevenido súbitamente.

La situación de excepción económica es derivada de patógenas complicaciones respiratorias en no pocas empresas, con especial incidencia entre las del sector rey del turismo o las siempre más vulnerables PYMES. Vivan los valientes.

POR JOHNNY SANCHEZ

Deja un comentario

Redacción
Redacciónhttp://labazucacom.wordpress.com
Labazuca.com, tiene el compromiso de informar de manera eficaz, y con la verdad, es por lo que nuestro contenido es revisado y consultado antes de hacerse una publicación.
Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: