domingo, enero 29, 2023
InicioOpinionesEvitar la Tercera Guerra Mundial

Evitar la Tercera Guerra Mundial

La actualidad muestra al mundo, un escenario geopolítico nuevo, pero qué en parte, es como la vuelta a las décadas de los 30 y 40 del siglo pasado, e incluso, el periodo de los 60 hasta 1991, conocida como “guerra fría”.

  • ¿Quien pensaría que después de los devastadores efectos mundiales ocasionados por el Covid-19, la mayor preocupación que ahora tiene gran parte de la población mundial, constituye la real amenaza de una guerra nuclear de consideraciones impredecibles?

Creo que nadie y es qué en honor a la verdad y a pesar de que las razones del conflicto que envuelve directamente a Rusia y Ucrania en una guerra bélica no son nuevas, al menos para los ucranianos pro rusos de la región oriental del Donbáss, que incluyen las nacientes repúblicas de Lugansk y Donents, el mundo occidental, es decir, la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y el resto de los países americanos ignoraron los que allí estaba pasado, o visto de otra forma, lo calificaron como un conflicto interno ucraniano.

La raíz de la actual invasión rusa a su vecina, Ucrania, tiene su origen inmediato en el año 2014 tras la primera solicitud de Ucrania al formar parte de la Unión Europea con la celebración de un referéndum popular organizado por las autoridades locales de entonces, las cuales fueron ganadas por los pro occidentales, pero que el presidente pro ruso viktor Yanukóvich se negó a formalizar, trayendo como consecuencia, protestas y disturbios que degeneraron en desobediencia civil de varias regiones separatistas. Estos hechos ocurrieron entre enero y febrero del 2014.

Para marzo de ese año, el presidente Yanukóvich había abandonado el poder, huyendo hacia Rusia. Fue entonces cuando las nuevas autoridades decidieron digamos, legítimamente defender su integridad territorial, enviar al ejercito a combatir la intentona separatista, pero los métodos usados fueron incorrectos, y desproporcionados, pues entre el 2014 al 2021, se produjeron cerca de 14 mil víctimas mortales, las mayoría civiles, pues el gobierno de Kiev, los declaró terroristas y bajo este argumento, con ellos se podía hacer lo que sea y occidente miró hacia otro lado.

Papalmente al inicio del conflicto en 2014, Rusia entró en el escena en defensa de los milicianos Crimeanos y de otras regiones separatistas ucraniana, sobre la base de que la mayoría de sus pobladores, eran pro rusos, es decir, que no solo deseaban permanecer bajo la esfera de su influencia & la occidental, sino porque también, eran ruso hablantes. En violación al Derecho Internacional, el presidente ruso Vladimir Putin decidió anexar a la federación rusa la península de Crimea, la cual le ofrece el control naval del Mar Negro. Este acontecimiento así como el surgimiento del Estado Islámico y la llamada Primavera Árabe, ocurrieron ante los ojos y la actitud pasiva del gobierno de los Estados Unidos en la presidencia de Barack Obama, en lo que se pueda afirma, una acción sin precedentes en el comportamiento de la política exterior del imperio más grande que ha tenido la humanidad.

Esta ultima aseveración, expresa que gran parte del poder que actualmente exhibe Putin ante el mundo, es la consecuencia directa de aquel despiste de los Estados Unidos en ciertas regiones del mundo. Por ejemplo, la guerra en Siria, que ofreció a Putin, la oportunidad de proteger la dinastía de Bashar al –Asad y afianzar su poder ante el mundo.

Si las naciones que actualmente componen la Organización del Tratado del Atlántico Norte, (OTAN) mayormente europeas, hubiesen actuado en Ucrania, en común acuerdo con Rusia para detener las matanzas de civiles en las citadas regiones separatistas, como se hizo en la antigua Yugoslavia ante los crímenes de guerra en Bosnia, la historia hoy sería otra. Aquella heroica acción militar de la OTAN en conjunto con Rusia sin que ambas tuvieran jurisdicción y causa directa en el conflicto interno yugoslavo, fue aplaudida por la Comunidad Internacional en nombre de la paz mundial

Importante destacar qué la Organización de Naciones Unidos (ONU) ante este conflicto, está indefensa, todo lo contrario al conflicto yugoslavo de 1991 donde se contó con dos resoluciones de su Consejo de Seguridad, las cuales sirvieron de amparo para qué los ministros de exteriores de los países de OTAN acordaran dar apoyo militar a la ONU. Ahora luce totalmente imposible lograr una sola resolución, dado que según la conformación de la Carta de Naciones Unidas, Rusia, es miembro permanente del Consejo de Seguridad y esa prerrogativa le garantiza el poder de vetar esa y cualquier otra resolución que sea aprobada por amplia mayoría en la Asamblea General, donde todos los países del mundo, en teoría votan. Este poder además de Rusia, lo tienen solo cuatros países más de los 193 existentes y son: Reino Unido, Francia, China y Estados Unidos.

Sin embargo, es aquí en este punto donde está el meollo de la situación, dado que los organismos internacionales (mundiales y regionales) encargados de aplicar y vigilar tal cumplimiento, son los mismos que están involucrados de forma directa e indirectamente en el presente conflicto. Es por ello que confiamos en la vuelta a la diplomacia y con esta, el regreso a la mesa de las negociaciones, pues solo así, se podría evitar el comienzo de la tercera guerra mundial. Lo mismo decir, un enfrentamiento directo entre Rusia, sus aliados y la OTAN, liderada por Estados Unidos.

Por la naturaleza del tema, haremos una próxima entrega, donde daremos mayores detalles de la operación militar rusa en ucrania, la compleja composición social de ambos países, compuesta por varias etnias y nacionalidades.

Por Luis Columna Solano

Deja un comentario

Redacción
Redacciónhttp://labazucacom.wordpress.com
Labazuca.com, tiene el compromiso de informar de manera eficaz, y con la verdad, es por lo que nuestro contenido es revisado y consultado antes de hacerse una publicación.
Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: