viernes, julio 1, 2022
InicioOpinionesIncongruencias vernáculas

Incongruencias vernáculas

NEW YORK.- Una de las propagandas del Ministerio de Turismo Dominicano dice, “somos un país muy especial” y de verdad que eso es totalmente cierto.

Si usted escucha las transmisiones de la Policía Nacional en sus unidades, arengando a sus miembros a que mantengan las luces de emergencias encendidas, ¡Para que se sienta la presencia de la policía en las calles! Logrando con esto que cuando hay una verdadera emergencia, los vehículos que van delante de una patrulla policial o una ambulancia, no se mueven a la derecha para darle paso al vehículo oficial. Ya se ha hecho una costumbre verlos con esas “bengalas” prendidas

Ahora le toca al cambio de los feriados. No entendemos el criterio con algunas variaciones de fechas. Tomemos el feriado de Los Reyes Magos como ejemplo. La ley dice si un día de fiesta cae viernes, se mueve al siguiente lunes.

Resulta que esta es una fiesta para los niños, que en esos momentos están disfrutando del último fin de semana de las vacaciones navideñas. Si este feriado no lo movieran, los carajitos disfrutaran de los juegos que le trajeron Melchor, Gaspar y Baltasar, el viernes, sábado y domingo.

Ya el lunes regresarían a clases a comentar con sus compañeritos todo lo que se divirtieron en esos tres días. Pero no, nuestras sabias autoridades mueven el feriado al lunes donde los niños solo tienen ese día para jugar con sus regalos, pues al siguiente, martes, tienen que regresar a la escuela. ¿resultado?, ausentismo escolar al máximo.

Vamos con el transporte público. El Metro de Santo Domingo, la OMSA y el Teleférico. Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, como dice el cliché, que este ha sido uno de los más importantes grandes logros de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana, el cual se ha mantenido más o menos, con los mismos estándares de calidad, orden y limpieza.

Leer esta Noticia
PN: Se investiga a coronel y técnico de telefónica por presunto conocimiento de lo ocurrido en elecciones

Pero, siempre hay un pelo en el sancocho. Nosotros tenemos algunos que destacar. ¿A qué se debe que usted tenga que escanear su boleto de acceso al tren para poder salir de una estación cuando se llega a su destino? ¿Se imaginan las muertes que causaría una emergencia, como sería un terremoto y todos tratando de salir al mismo tiempo y no poder hacerlo?

Lo mismo en la OMSA ¿Cuál es el uso del torniquete a la salida de la guagua? Eso es un verdadero cuello de botella y una trampa, pues solo puede salir una persona a la vez. En caso de que el autobús tenga un accidente y se incendie, la mayoría no van a poder salir, pues se va a dar el caso de los cangrejos en la canasta. Con el agravante de que el torniquete a la entrada del ómnibus no funciona de adentro hacia afuera.

Volviendo al Metro. Cuando usted llega a una estación la anuncian de esta manera: “Estación María Montez, cercana a la avenida Gregorio Luperón” o esta otra: “Estación Pedro Francisco Bonó, cercana a la avenida Núñez de Cáceres” Eso sucedes con todas las estaciones de las dos líneas del Metro con las excepciones de las calles Manuel Arturo Peña Batlle y la Pedro Livio Cedeño. Cuál es el criterio que se utiliza para no ponerle el nombre de la estación a la calle donde está situada, como se hizo en las dos últimas paradas citadas y como se hace en otros lugares del mundo.

El sistema de transporte de trenes en la ciudad de Nueva York, el que más conocen los dominicanos de la diáspora, está diseñado de esa manera. En algunos ponen hasta el nombre del área donde se encuentra la estación; “Times Square, 42 Street.” “Columbus Circle 59 Street.” “Van Cortland Park 242 Street.” Y así sucesivamente.

Leer esta Noticia
El abogado ladrón es un fraude porque lo corrompe todo

Otra cosa es la señalización. Usted entra a la línea número 1 del Metro y ve dos entradas, una dice “Hacia Mamá Tingo”, la otra “Hacia el Centro de los Héroes”, por lo menos, la segunda es un lugar, una zona, pero, como orientación para un turista, por ejemplo, la primera no dice absolutamente nada.

Lo mismo sucede en la línea dos. “Hacia Concepción Bona”, “Hacia María Montez” dos grandes mujeres dominicanas, pero en estos casos no es muy práctico lo que se está haciendo. Creemos que sería mejor la orientación cardinal. Sur-norte para la línea #1 y oriente-occidente para la #2. También sustituir la palabra “hacia” con el símbolo de una flecha. Es mucho más internacional.

Hay mucho más cositas, pero por ahora lo vamos a dejar de ese tamaño.

Por Carlos McCoy

Deja un comentario

Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular