jueves, agosto 18, 2022
InicioVariedadesMarc Anthony y C.Tangana devuelven a Gran Canaria el calor de un...

Marc Anthony y C.Tangana devuelven a Gran Canaria el calor de un festival

Mezclando rap, trap, flamenco y el mejor son latino, la coctelera del Granca Live Fest ha inaugurado el verano en Gran Canaria, con un derroche de energía y con más de 30.000 entradas vendidas.

Dos años esperando un festival sin restricciones y un cartel de excepción abrieron 22 horas de música, que llegó a su punto álgido con ‘El Madrileño’ C.Tangana, para dejarse enamorar por el son de la estrella latina Marc Anthony.

Antón Álvarez Alfaro, conocido mundialmente como C. Tangana, no llegó solo, le acompañaron mas de 40 personas, orquesta, zancudos y en un momento creó su propio festival. Un poco de rap de aperitivo y un montaje completo para crear una cena elegante sobre el escenario. El rapero madrileño aterrizó como un huracán, aún cojeando y con bastón, porque «nada me iba a impedir estar aquí», gritó al público.

 

 

«Echamos una pachanga con los amigos y marqué un gol», pero «el tobillo me quedó muy malamente», bromeó.

En una intro con una buena dosis de rap y a ritmo lento, uno de los artistas estrella de 2021 fue encadenando grandes temas, con «Te olvidaste» de entrante, para que el público tuviese una velada memorable. Con «Comerte entera», C. Tangana devoró la escena, ganándose en sus primeros minutos a un público entregado al ganador de cinco grammys latinos.

Aún cojeando, escaló a lo más alto con una sobremesa de rap, trap, reggaeton y una fusión de estilos único con una buena dosis de flamenco. El Niño de Elche, Antonio Carmona y sus hijas, entre otros, envolvieron al cantante en un escenario camaleónico.

Leer esta Noticia
General Méndez condiciona perdonar al “El Torito” si cantan a dúo

Con «Ateo» llegó el primer plato para un público con apetito, que estalló con uno de sus temas más sonados «Demasiadas mujeres». Que «Me maten» puso el aderezo flamenco a la velada, entre palmas y con el público coreando la letra que comparte con Antonio Carmona.

Tal y como versa su canción, Tangana fue «Ingobernable» sobre el escenario. «Me tenéis que ayudar», pidió, sin problema, pareció rugir el público. El coro que tenía El Madrileño en el césped del estadio de Gran Canaria acompañó su ritmo flamenco, que transformó la platea en un tablao entre artistas y una fiesta encima y bajo el escenario del estadio de Gran Canaria.

Diez segundos de cada éxito, más de una decena de músicos y el público demostrando que conocía cada letra del puertorriqueño… el ambiente estaba sembrado de son latino para dar la bienvenida a Marc Anthony.

Histeria colectiva cuando apareció sobre la escalera, tras unos minutos en los que «valió la pena» la espera. La energía desbordante de la estrella latina se contagió al instante.

Manos arriba y cadera suelta, había llegado el rey de la salsa a Gran Canaria. Encadenando temas desde su primer número 1 en 1991, entregó «cariño, cuerpo, alma, mente y ser» en el escenario con «Y hubo alguien».

Fue un espectáculo de puro movimiento, llenando el escenario y acercándose al público hasta el límite, donde la comitiva latina del cantante y compositor colocaron sus banderas para decirle que estaba nuevamente en casa.

Pidió palmas, pidió baile, pidió cantar con él y el césped completo respondió con creces: el amor de Marc Anthony por Canarias es recíproco. Fue un viaje por su amplia trayectoria, «hasta ayer» de 2005 hasta hoy para un artista por el musicalmente no pasan los años.

Leer esta Noticia
Meta (Facebook) se desploma en bolsa

Complicidad con sus músicos y con los grancanarios, el espectáculo fue un diálogo de tú a tú con mucha, mucha música para no dejar de bailar y cantar. Con solos lucidos de varios miembros de su orquesta hubo oportunidad de coger respiro, pero no mucho.

«Vamos a cantar un poquito de todo», advertía el puertorriqueño. «Esta es una de mis favoritas, cántenla conmigo», expresó para introducir «Para que no te vayas».

El son pasó por «Yo trato», «Te conozco bien» y «Tú me saliste mala» y el Flaco de Oro encontró hueco incluso para pasar del micrófono a la batería, en su esencia polifacética.

El estadio casi cantaba más alto que él con «Que precio tiene el cielo», en el que el siete veces ganador del Grammy subió el ánimo. «¿Dónde está mi gente?», aclamó en un concierto sin descanso y en un derroche de salsa por los cuatro costados, porque «si hay una fiesta pa’ allá voy», dijo… y Gran Canaria con él.

El estadio de Gran Canaria recibirá mañana una nueva jornada de música para llegar hasta las 22 horas de ritmo, con Camilo y Residente dominando cartel, junto a Dani Martín, Mel Ömana, Uña y Carne y God Save the Queen

Deja un comentario

Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: