jueves, septiembre 29, 2022
InicioOpinionesLa política decente sacará al país de la politiquería

La política decente sacará al país de la politiquería

I.- Política y politiquería, cuestiones distintas

1.- La política es una actividad que está relacionada con todos los asuntos que se mueven en el seno de la sociedad humana, y está determinada por objetivos e intereses, dependiendo del régimen económico y social de cada país.

2.- El accionar político con decencia y altura, difiere de la politiquería que descansa en maniobras sin principios para lograr algún fin, por lo general fingido.

3.- En el politiquear siempre está presente la bajeza, la intriga y otros métodos que procuran enmarañar y hacer travesuras contra el pueblo sano.

4.- En el ambiente dominicano lo que ha dominado es la politiquería llevada a su máxima expresión, lo que es normal en una sociedad humana despojada de dignidad.

5.- Lo que perseguimos con este escrito, no es resaltar lo que a diario comprobamos con el politiqueo, que muy bien exhibe la maquinación, el chanchullo y cuantas patrañas salen de la gente de baja estofa.

II.- Nuestro país necesita de políticos, no de politiqueros

6.- Nuestro país necesita contar con ciudadanos y ciudadanas, que vayan al quehacer político con conocimientos sólidos de la ética y la moral y en condiciones de aplicarlos en la política.

7.- El medio social dominicano está necesitando mujeres y hombres con una formación compuesta por un articulado, un sistema de normas y principios que expliquen su manera de portarse, que sus actuaciones definan con precisión y claridad lo que serán sus ejecuciones.

8.- El hecho de que la sociedad dominicana esté dañada, no quiere decir, en modo alguno, que en ella no esté presente ese ser humano que no ha sido tocado por el fenómeno de la corrupción.

9.- Precisamente, esa parte, todavía no podrida del cuerpo social dominicano, es la que debe estar activamente en el intenso trabajo de la política practicada sobre la base de principios y normas de conducta.

Leer esta Noticia
¡Trujillo: ven a ver a la JCE!

10.- A nuestro pueblo, hay que hacerle saber que ser político, no quiere decir persona muy hábil, para por medio de la palabra, utilizando el ardid, el artificio y otras tantas maniobras para inducir al engaño.

11.- Se hace necesario que salga al ruedo político, la persona transparente que se deje ver entera para que sus conciudadanos sepan que es de actuaciones cristalinas, y no turbias o muy sucias.

12.- Los partidos que tengan incidencia en la vida pública del país, deben preocuparse para contar con militantes limpios moralmente, con calidad para decir y ser creídos, que luchan en política, para higienizar, no para ensuciar y manchar.

13.- Lo mejor del pueblo dominicano, porque está hastiado de ver tantos y tantos politiqueros ensuciados, llenando de manchas la política decente, contaminando el medio social del país, desea contar con mujeres y hombres que lleguen a operar en política, con buena imagen de accionar acrisolada y de vida pública sin mancillar.

14.- La juventud dominicana necesita ver gente auténtica en la política; de actuaciones claras, libres de mezclas y de ilegitimidades. Esas muchachas y muchachos quieren ver a los de su generación como políticos no contaminados.

15.- Muchos de los jovencitos de hoy se equivocan, cuando dicen que la política es sucia. Pero la suciedad está en la politiquería, no en la política. La cochinada, la indecencia, y toda la porquería, se ven en el politiquear que ha llenado a la política dominicana de indecencia.

III.- La politiquería da asco

16.- Se impone fijarnos la idea de que en lo sucesivo, desde ahora, en el porvenir, vamos a hacer nuestra la consigna de que la ascosidad no debe hacer acto de presencia en el quehacer político nacional.

Leer esta Noticia
A mi regreso de otro internamiento

17.- Porque la politiquería ha hecho un asco a la política decente, nunca más la juventud dominicana debe aceptar estar dirigida por aquellos que ven la política como una operación indecente o ruin, una marranada.

18.- Hay que hacer saber a los jóvenes que su decepción ha sido por la politiquería, que es deshonesta, indecorosa y obscena, propia para tramposos, traicioneros, impúdicos y escabrosos.

19.- Es bueno convencer a la gente buena que todavía queda en nuestro país, que es la política, y no la politiquería, la que va a resolver las dificultades que hoy padecemos; va a remediar lo que ha dañado la politiquería; a resolver lo que necesitamos poner bien; superar los males que ha traído el sistema que fomenta la politiquería.

20.- La actividad política, basada en el progreso, nos hará olvidar la politiquería, que nos ha marchitado la esperanza, sembrando en el seno de nuestro pueblo la desesperación y la falta de confianza.

21.- El trabajo político tesonero ha de crear, en el sentir popular, la buena expectativa; afianzar la fe en que el porvenir pertenece al pueblo que se mantiene lleno de optimismo, ilusionado y confiado en sí mismo.

22.- Es la política, no la politiquería, la que guiará al pueblo al triunfo seguro, a la conquista del poder del Estado, para con su logro resulten liberados todas y todos los dominicanos.

Por Ramón Antonio Veras
Santiago de los Caballeros, RD

Deja un comentario

Redacción
Redacciónhttp://labazucacom.wordpress.com
Labazuca.com, tiene el compromiso de informar de manera eficaz, y con la verdad, es por lo que nuestro contenido es revisado y consultado antes de hacerse una publicación.
Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: