domingo, agosto 7, 2022
InicioOpinionesEsperando una designación el 16 de agosto y luego te desilusionas

Esperando una designación el 16 de agosto y luego te desilusionas

FLORIDA.- En las entrañas de la naturaleza humana vive una tendencia inercial que invita a idealizar, a construir ciertas imágenes en la mente, que convierten a ciertos personajes de la política local en seres que jamás fueron, ni serán. Se trata de una inclinación casi instintiva que mezcla lo que se desea con la realidad.

Los defectos de estos se disimulan y las virtudes se multiplican, lo que engendra un enorme riesgo, no por esa transición que inevitablemente concluye, sino por la inexorable aparición de la frustración que asoma.

Mire esto: Los grandes fundadores de religiones tienen todos sus tumbas. Sus seguidores realizan largas peregrinaciones para rendirle homenaje a sus líderes muertos. En cambio, Jesucristo no recibió ningún homenaje póstumo, a partir del momento que se iba a honrar su tumba, el aparece proclamando su resurrección, otros dicen, evolución.

En el tema político, un liderazgo personalizado que descansa en el sistema de prebendas y sobrecitos que no es más que una forma descarada de hacer una política clientelar y de despojo en base a los recursos del presupuesto nacional, impera en R.D. En eso es que se basan actualmente los mal llamados líderes políticos partidistas en Quisqueya.

Repartir dádivas y prometer cargos en el gobierno a los seguidores y simpatizantes y miembros del partido, es normal, repartir lo que es de todos, entre unos pocos agraciados, en un sistema de padrinaje, clientelar y de demagogia, de pleno siglo XIX, reproduciendo de forma aberrante la corrupción a todos los niveles dentro de los miembros y simpatizantes del partido y en la población en general, continua.

Por eso, las redes sociales hierven con acrimonia, esa mordacidad jocosa que suele hacer tan a menudo el contento, y risa de los demás, con histeria y maniqueísmo.

Leer esta Noticia
“Puta” catalina

Cuesta creer que nos estemos convirtiendo en una sociedad de individuos deleznables, intolerantes, burlones, usando esa careta por no tener capacidad para discutir con altura y se recurre a la burla y relajo.

En el pasado se han vivido situaciones nefastas, indignas e indeseables. En ese instante no fueron percibidas con suficiente claridad, pero hoy, con más serenidad y mayor cantidad de información, se entiende que todo lo ocurrido fue una gigantesca farsa con fatídicas consecuencias.

El ritmo lo deben proponer siempre los líderes, pero existe un tiempo óptimo para definirlo.
Si bien nunca es suficientemente tarde para hacer lo correcto, no menos cierto es que en el inicio de una gestión se debe aprovechar al máximo para poner los puntos sobre las íes dándole un sentido a lo que se va a encarar, precisando parámetros transparentes.

Eso no garantiza que la sociedad acepte esas formulaciones mansamente. Siempre la gente aspirará a más. Eso es muy razonable y hasta saludable. Después de todo, los ciudadanos también ponen la agenda sobre la mesa y exigen de acuerdo con sus percepciones y necesidades.

Cuando los dirigentes abusan de su excesivo «buenismo» con tanta candidez y suponen que pueden ignorar procesos tan elementales como estos, cometen una equivocación que tiene esperables consecuencias políticas. No se debe prometer lo imposible. No es inteligente hacerlo desde lo estratégico, pero tampoco es honesto plantearlo de ese modo y eso la sociedad, más tarde o más temprano, lo advierte en toda su magnitud.

POR JOHNNY SANCHEZ

Deja un comentario

Redacción
Redacciónhttp://labazucacom.wordpress.com
Labazuca.com, tiene el compromiso de informar de manera eficaz, y con la verdad, es por lo que nuestro contenido es revisado y consultado antes de hacerse una publicación.
Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: