domingo, septiembre 25, 2022
InicioOpinionesReorientando las 3 resoluciones

Reorientando las 3 resoluciones

El Ministerio de Trabajo de la República Dominicana, ha dispuesto, mediante tres Resoluciones, regular el servicio doméstico en el territorio nacional. Las Resoluciones números 541-08, 11-2022 y 14-2022, procuran establecer, un salario mínimo de RD$10,000.00 mensuales, para el sector, fijar una tanda de trabajo consensuada entre las partes, el otorgamiento de prestaciones, tales como: vacaciones, regalía pascual, preaviso y cesantía.

También, en las citadas Resoluciones, se contempla la inscripción en el sistema de la seguridad social, horas de servicios, no más de 44 horas en la semana y, horas de descanso semanal, no menos de treinta y seis horas; así como también, reconocer las horas extras trabajadas, por el exceso de las ocho horas reglamentadas. En caso de no efectuarse el pago del trabajo adicional, el empleador deberá ceder un día libre para provecho del trabajador o trabajadora doméstica.

Se deberá firmar un contrato de trabajo entre el empleador y el trabajador, en el cual se establezcan las condiciones de los servicios demandados y los ofertados por las partes suscribientes. Dicho contrato será remitido al Ministerio de Trabajo, específicamente a la Dirección General de Trabajo, acompañada de una copia de las cédulas de identidad y electoral, para su registro formal en esa institución.

Todo este ajetreo domestico laboral, es el resultado del Convenio 189 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), ratificado el 15 de mayo de 2015 por el Estado Dominicano; por lo que, el Ministerio de Trabajo ha decidido poner en vigencia, con el objetivo de que, más de 245 mil domesticas tengan condiciones similares a los demás trabajadores del país. Pero, en esas estadísticas hay que calcular la existencia de unas 200 mil personas de otras nacionalidades, la mayoría, haitianas.

Leer esta Noticia
Ministerio de Trabajo anuncia feria de empleos; incluirán vacantes del sector negocios y personal médico

Las Resoluciones del Ministerio de Trabajo, interesado en regular las relaciones de servicios de los trabajadores domésticos, ha obviado algunos escenarios que tienen a bien efectuarse en un ambiente laboral dominicano, dentro de un hogar.

Hay muchos aspectos en las Resoluciones que favorecen a los trabajadores y trabajadoras domésticos que, en los actuales momentos, no están vigentes, de manera formal. Creemos que el país no está en condiciones de establecer pautas como las indicadas en el referido Convenio 189 de la OIT, para una actividad tan complicada como es el servicio que demanda una “Ama de casa” a un oferente que, aunque con buenas intenciones, no estaría en condiciones de cumplir con diversas tareas, tales como: lavar, cocinar, fregar, aseo de muebles y utilerías, higienización de áreas sensibles y muy personales dentro del hogar, el cuidado de infantes y envejecientes, etc.

A las tareas descritas anteriormente, es posible que se adicionen, contestar el teléfono, responder al llamado de un transeúnte, cooperar en la búsqueda de algún documento extraviado u objeto perdido.

Por el detalle anterior, es necesario que, al elaborar el contrato de servicio doméstico, se definan y aclaren las áreas, en las cuales se desea cubrir. Desde luego, dependiendo de la capacidad de pago del empleador. Por otro lado, hay que puntualizar, la existencia de “Amas de Casa” que utilizan el servicio doméstico por necesidad, lo que haría muy cuesta arriba ajustarse a todo el protocolo y la burocracia, que originan las tres Resoluciones. Por ejemplo, tendrían que inscribirse en la Dirección General de Trabajo, la Tesorería de Seguridad Social y, por supuesto en la Dirección General de Impuestos Internos. Además de, enviar las novedades periódicas que exigen esas instituciones.

Leer esta Noticia
Los cambia chaquetas

Creemos que esas Resoluciones deben ser reorientadas, para que se ajusten a las vivencias actuales, ya que muchas trabajadoras domésticas han adquirido la costumbre de trabajar un día especifico de la semana en cada residencia, con el horario que ellas indican (siempre menos de ocho horas por día), por la suma de RD$1,000.00 diario, más el desayuno y el almuerzo. Y, hay algunas que exigen hasta el transporte, para que los mil pesos lleguen íntegros a sus casas.

Por Julio Gutiérrez Heredia, CPA
Miembro 1001 del ICPARD
Auditor Forense

Deja un comentario

Redacción
Redacciónhttp://labazucacom.wordpress.com
Labazuca.com, tiene el compromiso de informar de manera eficaz, y con la verdad, es por lo que nuestro contenido es revisado y consultado antes de hacerse una publicación.
Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: