domingo, febrero 5, 2023
InicioOpinionesLa matriz de riesgo y el control de la delincuencia

La matriz de riesgo y el control de la delincuencia

Una matriz de riesgo está orientada a detectar eventos que son provocadores de situaciones atentatorias contra la integridad física de personas, pérdidas económicas para empresas públicas y privadas y daños a la sociedad en sentido general. Por lo tanto, la herramienta más eficaz de una matriz de riesgo, es el control. Si no hay control, no se pueden establecer reglas para evitar vulnerabilidades.

La gestión de riesgo, que es la manera técnica y científica de enfrentar actos ilícitos, le permite a una persona o grupos de personas, definir la implementación de mecanismos de seguridad, para identificar acciones delictivas, provenientes de cualquier sector que represente peligro para la ciudadanía.

A sabiendas de que, cualquier tipo de crisis, es generadora de aumento de las actividades delictivas, los delincuentes utilizan estas ocurrencias como modus operandi, debido a que no hay elaborada una metodología, para ser aplicada, a manera de antídoto y, evitar hechos lamentables que ponen en peligro la vida y los recursos de los ciudadanos y organizaciones debidamente constituidas.

Una matriz de riesgo, puede establecer los procedimientos para fortalecer la lucha contra la delincuencia en cualquier aspecto o versión, disminuyendo la inseguridad, evaluando las modalidades de las actividades delincuenciales, por sectores geográficos y clases sociales, ya que, la delincuencia, a veces tiene “cuello blanco” y, otras veces, “andan en chancletas”.

En la Republica Dominicana, hemos visto como la delincuencia de cuello blanco, ha llevado bancos a la quiebra, se ha involucrado en escándalos de sobornos, malversación de fondos públicos y privados, etc. Por otra parte, observamos con horror, los asaltos a bancos, a peatones y conductores de vehículos asaltados por delincuentes, montados en jeepetas, carros y motores. Pero también estamos experimentando los delitos cibernéticos, con el robo de identidad y la extorsión.

Para que un evento se convierta en un hecho lamentable, deben de ocurrir tres factores principales, que son: el peligro, la probabilidad y el riesgo. Bajo cualquier circunstancia, el peligro siempre estará latente. De ahí, es que se hace necesario la protección. La probabilidad, es una ley física, difícil de evitar en cualquier evento. Por su parte, el riesgo es la combinación de la probabilidad y la amenaza de que se produzca un evento con consecuencias negativas.

En los eventos, en los cuales se produzcan actos delictivos de “cuello blanco”, la ocurrencia no es tan frecuente, pero sus daños son generadores de grandes pérdidas para la economía y la moral del país. En los delitos de asaltos a sucursales bancarias, pequeños y medianos negocios; así como, a peatones y personas montadas en vehículos privados y públicos, agreden la integridad física de los entes afectados.

Conociendo la manera de cómo se manifiestan los delincuentes, es fácil elaborar una matriz de riesgo, que obligue a construir un cuadro en damero de los puntos geográficos, en las localidades donde se efectúan con más frecuencia los actos delictivos. Esto servirá para determinar los perímetros que deben ser controlados, mediante planes de chequeos, allanamientos, compuestos por el Ministerio Publico, las fuerzas del orden y la seguridad nacional, por un periodo de 48 a 72 horas continuas.

De acuerdo a la frecuencia y las horas pico en las cuales se efectúan actos delictivos, habrá que orientar los mecanismos de prevención. Todo esto, debe contar con una herramienta importante, que son, las cámaras de videos para capturar escenas vinculadas a acciones delincuenciales, apoyados con patrullajes de agentes vestidos de civil, en esas zonas, para que, en ocasiones, sirvan de “carnada” a los antisociales. Estas medidas de control, tendrán eficacia o no, dependiendo de la continuidad de la estrategia y la logística utilizada, tomando en cuenta que, el delincuente “se sale con la suya”, cuando se le da la oportunidad de atacar a su víctima, antes de la prevención individual o colectiva.

Por Julio Gutiérrez Heredia, CPA
Miembro 1001 del ICPARD
Auditor Forense

Deja un comentario

Redacción
Redacciónhttp://labazucacom.wordpress.com
Labazuca.com, tiene el compromiso de informar de manera eficaz, y con la verdad, es por lo que nuestro contenido es revisado y consultado antes de hacerse una publicación.
Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: