martes, febrero 7, 2023
InicioOpinionesReunión de Hipólito y Danilo procura enviar mensajes políticos

Reunión de Hipólito y Danilo procura enviar mensajes políticos

Es normal que dos personas se reúnan, indistintamente de que se trate de dos políticos, pero el reciente encuentro entre Hipólito Mejía y Danilo Medina, dos expresidentes, nodescansó simplemente en la felicitación de año nuevo, pues tiene por objeto el envío de mensajes a diversos líderes nacionales y a entidades políticas determinadas.

Se sabe que el año 2023 es de grandes definiciones políticas y estos dos líderes han dado el primer golpe de impacto, cuando de forma intencional provocan con el encuentro –hecho público por el equipo de prensa del PLD– múltiples lecturas en los distintos círculos de opinión.

Se supone que si Medina hizo público el encuentro es porque cuenta con la aprobación de Mejía y que los dos tienen interés en el envío de mensajes sujetos a la interpretación de la opinión pública, sobre manera de determinadas instancias del ámbito político nacional.

No es un secreto que Hipólito es el mediador de una deseada alianza entre Danilo Medina y Luis Abinader. Y con ese encuentro Mejía Le está diciendo al jefe de Estado que él tiene la llave para su reelección. El mayor interés de Hipólito es posicionar a su hija Carolina, alcaldesa del Distrito Nacional, a quien promueve para la vicepresidencia de la República en la contienda comicial a celebrarse el año entrante.

No cabe ninguna duda de la relación de hermandad y afectos recíprocos entre Hipólito Mejía y Danilo Medina. Este último ya le apoyó a su hija en la campaña del 2020 para que sea electa alcaldesa capitalina. Hipólito, por su parte, impidió que el presidente del PLD sea apresado por la Procuraduría General de la República, por supuestamente estar involucrado en varios expedientes de corrupción pública.

Aunque los hermanos de Danilo Medina y algunos miembros de su entorno ya están en libertad, por cumplir los 18 meses de prisión de medida de coerción, Hipólito Mejía nunca estuvo de acuerdo con esa persecución judicial, aparentemente bien fundamentada, enfrentándose al Ministerio Público y haciendo participar su parecer al propio Luis Abinader.

Medina agradece el gesto de Mejía, pero tiene su dolor silencioso con el actual presidente, porque los procesos judiciales los interpreta como humillación a su persona, a sus hermanos y a sus colaboradores cercanos. Si quien buscara la reelección fuese Hipólito Mejía sería muy probable un apoyo de Danilo Medina, jamás a Luis Abinader.

Sin embargo, no se puede obviar que Danilo Medina es estratega político y procura que lo habiliten constitucionalmente, mediante reforma a la carta magna, que se haría en el curso de este año, y con la reunión con Hipólito Mejía le dice a Luis Abinader: “Aquí estoy”, “estamos en eso”.

Pocos sacan la lectura de que con esa reunión Danilo también envía mensaje a Abel Martínez, dejándole saber que es el presidente del partido, el jefe de esa entidad política, el hombre de las relaciones políticas y con el que hay que contar para fines de alianzas, eventuales pactos y construcción de mayoría.

Pero más que a Abel Martínez, candidato presidencial del PLD, Danilo Medina envía un mensaje muy claro a Leonel Fernández, en el sentido de que si el líder de la Fuerza del Pueblo quiere una alianza con el PLD tiene que ser en base a un acuerdo formal, donde haya una repartición de candidaturas legislativas y municipales y la propia vicepresidencia sea cedida al partido morado de la estrella amarilla.

Las relaciones personales de Leonel y Danilo no son buenas. Además, Leonel Fernández ha estado apostando al desangramiento del PLD, a que los peledeístas se vayan a la Fuerza del Pueblo, aspiración que ha logrado en más de un 60%, permitiendo que hoy día sea el candidato que compite en las encuestas con Luis Abinader.

En política, sin embargo, no hay enemigos, hay adversarios. Y los adversarios son circunstanciales. Y Danilo Medina sabe que, por encima de su disgusto con Leonel Fernández, la militancia de ambas organizaciones es la misma cosa, hacen química, todos son peledeístas.

Quien tiene perspectivas de poder, por lo menos en estos momentos, es Leonel Fernández y, en consecuencia, debía ser el mayor interesado en formalizar una alianza con el PLD, pero posiblemente está esperando el momento más oportuno y negociar en condiciones favorables.

Empero, una alianza entre Danilo y Leonel no depende por ahora de la conveniencia de este último, de ambos partidos ni de Abel. Depende, en gran medida, de la conveniencia de Danilo Medina, quien no haría pacto público con Leonel ni con nadie hasta tanto no sea reformada la Constitución de la República y habilitado políticamente con miras al 2028.

La publicación de la reunión de Hipólito Mejía y Danilo Medina fue un acto bien calculado, donde envían mensajes que la gente interpreta a su manera. Lo más importante es que los mensajes llegaron a donde ellos querían, sobre todo Medina que es estratega, dando el primer golpe de impacto en el año 2023.

Por Danilo Cruz Pichardo

Deja un comentario

Redacción
Redacciónhttp://labazucacom.wordpress.com
Labazuca.com, tiene el compromiso de informar de manera eficaz, y con la verdad, es por lo que nuestro contenido es revisado y consultado antes de hacerse una publicación.
Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

A %d blogueros les gusta esto: