domingo, julio 3, 2022
InicioOpinionesLa convención del PRM

La convención del PRM

Como es bien sabido, el Partido Revolucionario Moderno, abreviado como PRM, es un partido político surgido tras una nueva división en el seno del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

En la actualidad está en el poder en la República Dominicana, durante el período 2020-2024, siendo Luis Abinader, candidato presidencial electo con el 52.52% de los votos a nivel nacional.5

Desde el punto de vista ideológico, el PRM es una organización que debe ser ubicada en la política centro-izquierdista, cuyo objetivo autoproclamado, es guiar al pueblo dominicano hacia el desarrollo humano, garantizando la superación material y espiritual de la población, en un ambiente de democracia e igualdad.

Esta organización fue el 9 de septiembre del año 2014 por el empresario y actual presidente de la República, Luis Abinader y el ingeniero agrónomo y expresidente Hipólito Mejía, luego de una crisis ocurrida a lo interno del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

El PRM llegó al poder después de encabezar una coalición de más de 10 partidos en las elecciones generales de 2016, llamada Convergencia Por un Mejor País. El 4 de agosto de 2014, 34 diputados se traspasaron del PRD al PRM; el 7 de agosto se sumó otro diputado al PRM. El PRM, realizó la XVII Convención Nacional Extraordinaria «Ana María Acevedo», el 26 de abril de 2015, donde resultó elegido como candidato presidencial a Luis Abinader, y como candidata vicepreidencial a Carolina Mejía. En esta primera participación en unas elecciones generales en la República Dominicana, obtuvo el 34.98% de los votos a nivel presidencial, 1 senador y 42 diputados a nivel congresual y 30 alcaldías a nivel municipal, logrando convertirse en el principal partido de oposición y el segundo más votado, desplazando al Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

En las elecciones municipales del 16 de marzo del 2020, el PRM y Aliados, obtuvieron 81 alcaldías, siendo la agrupación política que más votos y en las elecciones presidenciales del 5 de julio del 2020, ganó los comicios con el 52.52% de los votos, siendo electo el candidato presidencial, Luis Abinader, y la candidata vicepresidencial, Raquel Peña, además el partido obtuvo mayoría en el congreso nacional con 19 senadores y 91 diputados.

Ahora el PRM se apresta a celebrar una convención para elegir a sus cuadros directivos, pero han surgido algunas desavenencias entre sus miembros en lo que respecta a la metodología a aplicar para su escogencia.

Algunos plantean que los cuadros directivos sean electos con la participación universal de todos sus miembros, mientras otros son del parecer de que dicha elección se haga por delegaciones y representaciones de los comités de dicha organización.

De hecho, la Dirección ejecutiva del PRM decidió que la convención se realice por delegados para escoger sus autoridades. El anuncio de la dirección ejecutiva de que escogerán las nuevas autoridades de la organización mediante la modalidad de convención de delegados a todos los niveles, produjo reacciones adversas.

Los pronunciamientos en contra, que estuvieron a la orden del día, no se hicieron esperar y fueron subiendo de tono, encabezado los aspirantes a posiciones internas, Ramón Alburquerque y Guido Gómez Mazara.

Desde el PRM se informó que le corresponderá al Comité Ejecutivo Nacional ratificar o rechazar la propuesta que se adoptó en virtud al artículo 153 del Estatuto Orgánico del partido sobre la forma de elección de los cargos directivos.

Leer esta Noticia
Año 2022

Sin embargo, luego de darse a conocer la decisión, los aspirantes a la presidencia del PRM, Alburquerque y Gómez Mazara, cuestionaron el método de selección.

Alburquerque a través de su cuenta de Twitter refirió: “Sería un descaro que la dirección del PRM que llegó por voto popular, ahora intente quedarse usando el manido recurso antidemocrático de la asamblea de delegados (o funcionarios asalariados), matando el voto directo, secreto y universal por miedo al castigo de las bases”.

Los descontentos han manifestado que el 18 de marzo, “la cúpula impopular del PRM intenta materializar el golpe de estado a la democracia interna del PRM, huyendo por no presentarse ante la defraudada dirección media y militancia, para no ser barrida en casi su totalidad”.

Los descontentos señalan que si la actual dirección del PRM mutila el derecho al voto directo, secreto y universal, aprobando la asamblea de delegados para blindarse y seguir, están dando muestra de la inferioridad de sus integrantes, su falta de conciencia democrática y dejarían al partido solo con las siglas, pero sin masas.

Gómez Mazara, por su parte, informó que “en las próximas horas” irá a las “instancias correspondientes” en búsqueda de impugnar esa decisión del máximo organismo del partido gobernante., por constituir, a su juicio, una acción ilegal e inconstitucional, que se convierte en una puñalada trapera a la participación de los sectores populares en la vida interna de un partido que surgió para garantizar los derechos conculcados en la vieja organización (en referencia al Partido Revolucionario Dominicano)”, expresó Gómez Mazara.

Mientras que para Deligne Ascención y Danilda Vázquez aseguraron por separado que la convención de delegados es, en estos momentos, la decisión correcta para evitar incurrir en “gastos excesivos en un momento de crisis económica”. “Esto viene por el asunto de los costos, estamos en una pandemia y tenemos una situación internacional, entonces un partido no se puede advocar en una convención que incluya millones de pesos en gastos”, argumentó Vázquez, tras ser abordada por varios medios de comunicación.

Yo me defino como un fiel aliado del Partido Revolucionario Moderno y soy del parecer que en estos momentos se debe aplicar la metodología que más convenga a dicha organización, dada las delicadas circunstancias en que se encuentra nuestro país.

Quizás lo ideal sería realizar una convención abierta con la participación de todos los miembros del PRM a nivel nacional, pero soy del parecer que este no es el mejor momento o el más preciso para ello.

Yo no entiendo cual es el temor a realizar una convención por delegados, pues se supone que estos delegados serán escogidos por los mismos miembros en cada comité, representando precisamente los intereses de los miembros de cada comité.

He dicho, y lo reitero, que la unidad interna del PRM es una condición sine qua non, determinante, para el éxito del gobierno de dicho partido que con tanto ahínco y acierto encabeza el presidente Luis Abinader.

No podemos olvidar que el PRM se convirtió en la esperanza de los dominicanos que añorábamos un cambio en la conducción política de la República Dominicana por otros senderos, como honestidad, la transparencia, la no corrupción, etc.

Leer esta Noticia
Los gobiernos de Danilo Medina era de Bucaneros y Filibusteros

Me parece que lo más importante en estos momentos es seguir, junto al presidente Luis Abinader, trabajando duro por conducir a nuestro país por los senderos de progreso, de desarrollo y de bienestar por el que tanto hemos trabajado.

Los perremeistas no podemos olvidar que el país está primero y todos los asuntos internos deben ser postergados a un segundo o tercer plano si de verdad queremos sacar el país a flote. No olvidemos que debemos en enfocarnos en la reorganización del país, encarar la pandemia que nos azota y, más que eso, resolver todos los problemas que se han desprendido de dicha pandemia.

Todo lo que se diga fuera de esto, son puras patadas voladoras y trivialidades que no ameritan la menor atención ni respuesta.

Sin embargo, soy sinceramente partidario de una real y correcta armonía entre el presente gobierno y el Partido Revolucionario Moderno (PRM), donde impere un verdadero equilibrio y una correcta correspondencia (consultas) al momento de tomar las decisiones importantes para el país.

De manera que el equilibrio, la paz, la concordia y el entendimiento entre el gobierno y el PRM son aspectos que deberán estar presentes permanentemente para el éxito de la presente gestión.

Los perremeistas estamos en el deber de apoyar la presente gestión gubernamental y desde el gobierno (presidente y funcionarios) están la obligación de no olvidarse de los miembros del PRM, en todos los órdenes y sentidos.

Como perremeista, se que en nuestro país hay muchos males y necesidades pendientes de solución, pero por ahora, en la presente coyuntura, yo me conformo con la transparencia, la pulcritud, la honradez, la honestidad y la integridad con que se está conduciendo la nación.

Lo reitero, y me excusan, en la presente coyuntura social y económica en la que nos encontramos en nuestra nación, producto de todos nuestros males del pasado y del presente, agravados por la presente pandemia que nos arropa, yo me conformo con la transparencia, con la honestidad, con la pulcritud y con la claridad gubernamental como hasta ahora a actuado el presidente Luis Abinader, quien no le ha temblado el pulso para actuar y cancelar a todo el que ha cometido anomalía desde su cargo.

Hasta el momento el presidente Luis Abinader, con la cancelación de los funcionarios que han cometido anomalías, ha dado muestra fiel y clara de transparencia, honestidad y pulcritud desde la presidencia de la República, lo que constituye un mensaje para todo el engranaje gubernamental, de que no permitirá acciones de corrupción contra el erario, de que en modo alguno permitirá acciones fraudulenta contra los intereses de la nación, de que no permitirá ningún tipo de anomalía que perjudique a nuestra nación.

De manera que lo más importante en la presente coyuntura, es buscar un punto de entendimiento entre todas las posiciones encontradas a lo interno del PRM, para que la presente convención pueda realizarse en paz y en democracia.

POR RAMON A. CABRAL

Deja un comentario

Articulos Relacionados
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular